Exfoliantes: tipos, beneficios y uso correcto

28 Mar Exfoliantes: tipos, beneficios y uso correcto

¿Le damos la verdadera importancia que tienen a los exfoliantes? ¿Les usamos como es debido para que cumplan su función? ¿Qué tipos de exfoliantes hay?

Estas son algunas de las preguntas que se nos han pasado por la cabeza en relación a los exfoliantes, producto que siempre está en el punto de mira. Desde los que desaconsejan su uso hasta los que los recomiendan como imprescindible en las rutinas de belleza.

 

¿Cuál es la función de los exfoliantes?

La función principal de los exfoliantes es conseguir una piel más suave y luminosa eliminando las células muertas y ayudando a borrar las imperfecciones. Pero un mal uso del producto puede provocar el efecto contrario causando irritación o descamación de la piel.

 

¿Tipos de exfoliantes?

  • Exfoliantes químicos a base de ácidos exfoliantes que actúan retirando las células muertas, unificando el tono y estimulando la regeneración celular principalmente en las capas más superficiales de la piel.
  • Exfoliantes mecánicos, estos suelen ser los más conocidos en el mercado, son aquellos tipo scrub granulados que exfolian la piel a través de la fricción bien en seco como en mojado.
  • Exfoliantes enzimáticos estos son los más suaves y respetuosos con la piel, especialmente indicados para pieles sensibles. Actúan eliminando las células muertas de la capa más superficial de la piel tras enjuagar la piel con agua.

 

¿Qué beneficios tiene un correcto uso de ellos?

  • Mejoran la textura de la piel, dándole un aspecto más homogéneo y luminoso.
  • Favorecen la oxigenación de la piel.
  • Ayuda a disminuir el aspecto de poros abiertos o dilatados.
  • Favorecen una piel más firme y tersa, estimulando la elastina y el colágeno de la piel.

 

¿Cuál es el que debo utilizar para mi tipo de piel?

Para pieles sensibles lo aconsejable son los exfoliantes enzimáticos, suaves con la tez. Para pieles normales los exfoliantes mecánicos con gránulos suaves que no agredan la epidermis así como los peelings químicos atendiendo a las necesidades específicas de nuestra piel.

 

¿Cómo debemos aplicarlos y con qué frecuencia?

En el caso de los exfoliantes mecánicos con gránulo debes aplicarlos suavemente mediante un masaje circular, sin presionar ni frotar en exceso y enjuagar abundantemente. En los exfoliantes químicos y en los enzimáticos además de aplicarlos mediante un suave masaje deberás dejarlos actuar en el rostro el tiempo indicando para cada producto para finalizar con el aclarado con agua.

En cuánto a la frecuencia de uso lo recomendable es semanalmente en pieles normales y una vez cada 10 o 15 días para pieles sensibles según la aceptación de la piel al producto.

Os dejamos una selección de nuestros exfoliantes específicos para cada necesidad de la piel:

wordpress theme powered by jazzsurf.com