Slow Beauty: la belleza natural y sin prisas

08 May Slow Beauty: la belleza natural y sin prisas

¿Cuánto tiempo le dedicas al día a tu bienestar? Esta pregunta se relaciona directamente con el concepto de Slow Beauty, un estilo de vida que promueve  tomarte la vida con calma, tratando de dejar de lado el estrés diario y cuidándote con hábitos saludables.

El Slow Beauty ha llegado para dar un golpe en la mesa y poner freno a ese alto ritmo cardíaco diario en el que tratamos de hacer todo en el menor tiempo posible que repercute directamente en nuestra salud física y mental con malos hábitos en alimentación, alto grado de sedentarismo y un descuido inconsciente del bienestar personal.

Es por ello que una de las motivaciones  principales del Slow Beauty es  adquirir unos hábitos saludables donde lo natural adquiere un papel principal.

Claves del Slow Beauty

La filosofía Slow, que traducido al español sifnifica ‘despacio’, aboga por la calma en un estilo de vida más pausado, el respeto y valor por las cosas bien hechas y la calidad y armonía con lo natural.

En el ámbito de la belleza esto se relaciona con una forma integral de cuidarse, desde dentro hacia fuera, dando importancia a unos hábitos de vida saludables. El respeto del paso del tiempo es primordial para esta filosofía de vida, poniendo énfasis en la prevención del envejecimiento con una cuidado diario de la piel saludable. Movimiento que apuesta por el uso de cosmética orgánica que respeta el paso del tiempo con unos efectos a largo plazo más duraderos y sanos.

Otro de los pilares principales del Slow Beauty es el respeto por el medio ambiente, apostando por una producción sostenible y respetuosa con el entorno, y posicionándose en contra de sustancias tóxicas que dañen nuestro cuerpo.

De todo ello podréis deducir que las dietas rápidas, las cremas milagro o los tratamientos flash no tienen cabida en el Slow Beauty.

El papel de la cosmética orgánica dentro del movimiento Slow Beauty

En el ámbito de la cosmética el Slow Beauty empuja a abandonar la búsqueda de resultados inmediatos, rápidos, a través de ingredientes tóxicos que puedan perjudicar nuestra piel y nuestra salud.  Invita a un consumo responsable, una armonía entre lo natural y el paso del tiempo, a base de activos naturales, exentos de elementos químicos, que aportan todos sus beneficios de forma paulatina y sin ser forzados a ser aceptados por nuestro cuerpo. De esta forma evitando alergias y reacciones atípicas innecesarias.

Ayudar a que el cuerpo envejezca de la mejor forma posible es clave en esta ‘belleza sin prisas’ promoviendo el cuidado constante y el mantenimiento diario de nuestra piel sin cambiar ni maquillar su realidad.

La cosmética orgánica nos ofrece todo esto y más, siendo respetuosa contigo y con el entorno y que una vez que pruebas y constatas sus beneficios no querrás salir de ella.

En Phyts somos partidiarios del Slow Beauty desde hace 47 años, mucho antes de que existiera incluso, trabajando para que el desarrollo de nuestros cosméticos preserven el medio ambiente y el ser humano. Nuestra experiencia nos avala ofreciendo cosmética efectiva con unos resultados duraderos a largo plazo. A base de ingredientes 100% naturales  provenientes de la argicultura ecológica, una producción sostenible y respetuosa con el entorno y la comercialización de todos nuestros cosméticos utilizando embalajes biodegradables y reciclables.

Vivir con calma, con detenimiento, adoptar un ritmo pausado y ser respetuosos con nuestro entorno y nuestro cuerpo es seguir la filosofía Slow Beauty.

Si quieres pasarte a ella te proponemos empezar por prestar atención al cuidado de tu cuerpo e iniciarte en el uso de la cosmética natural. ¡Avisamos! Una vez la pruebas quedarás enganchado.

 

¡Da el paso Slow, da el paso a lo natural, da el paso Phyt’s!

wordpress theme powered by jazzsurf.com