Caducidad de los cosméticos | ¿Cuándo debes tirarlos?

21 Ago Caducidad de los cosméticos | ¿Cuándo debes tirarlos?

Seguramente más de una vez te has planteado si algunos de tus cosméticos están caducados, planeando sobre tu cabeza la duda de sí tienen fecha de caducidad real. La respuesta es sí. Las cremas, champús, protectores solares o productos de maquillaje tienen un periodo de vida útil, tras el cual su efecto óptimo puede desaparecer o incluso provocar reacciones adversas en tu piel. Es por ello, que al abrir un cosmético comienza la cuenta atrás de su vida útil.

Si eres de los que acumula productos de belleza y no se deshace de ellos hasta que no los termina, debes tener en cuenta su caducidad para evitar posibles efectos adversos y ser conocedor de que llegado el momento habrán perdido su consistencia y efectividad originales. Por ello te aconsejamos que cada cierto tiempo realices limpieza en tu tocador y neceser y te deshagas de todo aquello que se haya quedado caduco. ¿Cómo saber cuándo ha llegado ese momento? Sigue leyendo.

Cuándo deshacerte de tus cosméticos y productos de belleza: identifica su fecha de caducidad.

El reglamento de la legislación europea  establece que si la durabilidad de un cosmético es inferior a 30 meses debe notificarse en la etiqueta la fecha de caducidad y vendrá referido con un símbolo de reloj de arena. En aquellos productos cuya duración es superior a 30 meses no están obligados a notificar la fecha de caducidad pero deben incluir obligatoriamente el PAO (Period After Opening), es decir, la duración en meses una vez abierto. Este aparecerá escrito en cifras y seguido de una M dentro del símbolo de un bote con tapa.

En el caso de productos monodosis y aquellos que no están en contacto con el exterior, como son los aerosoles, no están obligados a indicar el PAO.

Los PAO reducidos, es decir aquellos productos con menor duración una vez abiertos, son aquellos que contienen más cantidad de agua ya que son más proclives a desarrollar microorganismos, un ejemplo de ellos son los específicos para el cuidado del bebé y los que se aplican en zonas sensibles como pueden ser los contornos de ojos.

¿Qué productos caducan antes?

Como bien hemos adelantado, aquellos productos con mayor cantidad de agua en su composición tienen una menor duración una vez abiertos ya que son más proclives a desarrollar microorganismos que afecten el producto. Así mismo, los productos naturales al tener conservantes más débiles y menos agresivos tienden a caducar antes y requieren de una buena conservación.

Aquellos productos con activos delicados como puede ser la vitamina C deben ser conservados lejos de la exposición solar o lumínica ya que son propensos a cambiar de color o modificar su consistencia y perder efectividad.

Las cremas faciales tienen una duración de entre 12 y 24 meses aunque en productos específicos para pieles sensibles o zonas como en controno de ojos suelen caducar antes. En lo que refiere a las cremas solares su caducidad están en los 12 meses, perdiendo después eficacia. Resultan ser productos que están expuestos a altas temperaturas, a cambios bruscos y a la exposición solar así como a ser abiertos con mayor asiduidad, lo que conlleva un mayor deterioro.

En el caso de productos de maquillaje, la caducidad de las barras de labios suele ser la más alta, entre 24 y 36 meses, teniendo en cuenta una buena conservación. En el caso de las sombras de ojos y productos en polvo pueden durar más de 24 meses, reduciéndose a la mitad los productos en crema. Los correctores de ojos son los que menos durabilidad tienen reduciéndose a los 6 meses. En el caso de las bases de maquillaje no suelen conservar su total consistencia más allá de los 12-18 meses.

Consejos para una buena conservación de los productos y alargar su vida al máximo.

Alargar la vida de tus cosméticos y cremas es posible si te aseguras de conservarlos de una manera óptima. Mantener los productos en un lugar fresco y limpio, bien cerrados, sin humedad ni expuestos al sol resulta lo ideal. Así mismo, es importante tener en cuenta si el producto necesita un lugar de conservación específico como puede ser el frigorífico, indicaciones que en todo caso deben figurar en el envoltorio. Productos en spray, aerosoles o en monodosis tienen una mejor conservación, evitando siempre altas temperaturas y humedades.

 

¡Ahora ya no hay excusas para hacer limpieza de neceseres!

wordpress theme powered by jazzsurf.com